Amigos y clientes en redes sociales

Por Emilio Márquez, @emiliomarquez

Del desarrollo de nuestra identidad digital y el participar en redes sociales se suceden situaciones de lo más variopintas. Una de ellas se produce cuando la entropía entra a formar parte de la organización de nuestros contactos. El caos se expande y toma forma a medida que crece el número de conectados en nuestras redes sociales, se coloca en una posición predominante y nos impide discernir entre los diferentes tipos de perfiles agregados cómo contactos en nuestros perfiles. Porque es obvio que nuestra mente es limitada y difícilmente vamos a conseguir recordar todos los nombres, apellidos y relación profesional del cien por cien de la agenda. Ser muy disciplinados al etiquetar a nuestros contactos es muy recomendable pero es un hábito poco practicado.

Principalmente Google+ y Linkedin y en cierta medida Facebook como Twitter ofrecen útiles herramientas para gestionar contactos: listas, etiquetas, etc. Quiero resaltar los problemas que se producen si decidimos no utilizarlas. ¿Quienes son contactos profesionales y cuáles amistades? ¿Confudimos contactos y tenemos problemas para encontrarlos? Está claro que sí. Ni que decir tiene que considero necesario utilizar estas herramientas para optimizar nuestras labores de networking porque es obligatorio diferenciar entre amigos y contactos profesionales.

  1. Una misma persona puede ser amigo y cliente a la vez. La relación de amistad que mantendremos en este caso  puede llevarse a derroteros corporativos o mantenerse al margen cuando hagamos negocios. En las redes sociales es necesario que esta diferenciación quede demostrada a través de nuestros comentarios, fotografías, valoraciones, etc.  Más que nada porque nuestro muro es un buffet libre para contactos que pueden estar interesados en nuestros comentarios.
  2. Actúa con calma. No engordemos nuestra agenda de contactos online por que si, mejor tomarnos un poco de tiempo en estudiar el perfil de cada contacto, definiendo etiquetas para nuestros contactos y estableciendo contactos de forma individual y personalizada. Lo suyo es siempre agregar contactos con un mensaje más personal o profesional según cada caso.
  3. Con tus amigos nunca harás negocios. Si te embarcas en un emprendimiento, olvídate de primar el lazo de amistad para elegir a nuestros socios, debemos primar encontrar socios que nos complementen. Suena radical y hasta desagradable, pero así es: toda acción empresarial requiere definir unos parámetros de actuación (Pacto de Accionistas) que no coinciden con los valores tradicionales de la amistad. Eso no quita por supuesto que exista una cordial relación y un alto respeto entre profesionales.
  4. Marca una clara barrera que diferencie la amistad de los negocios. La forma más sencilla de conseguirlo es contar con un perfil privado y una página profesional (en mi caso, así trabajo en Facebook). Mi marca delimitadora en Linkedin son las citadas etiquetas. En el caso de Twitter, las listas pueden ser útiles para mantener el “control” sobre socios, clientes y profesionales.
  5. Divide y vencerás. Para fortalecer las relaciones de networking entre clientes / socios, lo más recomendable es plantear estrategias específicas con ellos. Incluso cuando tienes un perfil doble (personal y profesional) es posible demostrar una “dualidad de personalidad”. En el ámbito personal, sé tú mismo; en el profesional, utiliza listas, mide tus mensajes, comentarios y contenidos, etc. Y no te preocupes por las reacciones de otros: si tu perfil mantiene un estilo robusto, elegante y serio, y esto es percibido por tus contactos, reducirás la probabilidad de recibir spam.
  6. Las redes sociales pueden ser útiles para gestionar contactos, pero también conseguir todo el efecto contrario ¿Cuándo? Cuando estamos presentes en más espacios digitales de los que podemos gestionar. Mi consejo básico es estar de forma pública únicamente en aquellas redes sociales que profesionalmente nos aportan algo (en caso de los negocios) y reducir el número a tres o cuatro espacios online. Linkedin, Google+, Facebook y Twitter son las cuatro redes principales para mantener nuestra identididad digital al día.

Espero que estas 6 recomendaciones os sean de utilidad. Por norma general, hay que adaptar la estrategia a seguir en nuestra identidad digital según cada caso de forma individual, y es la costumbre la que se impone con el día a día para modificar nuestra práctica del networking. También el sentido común. Y vosotros, ¿separáis vuestras acciones personales de las profesionales en las redes sociales?

______

El blog de iRedes publica periódicamente artículos de colaboradores. Emilio Márquez, CEO de Networking Activo, participó en febrero en el primer congreso Iberoamericano sobre Redes Sociales. En la sección de Proyectos Enredados explicó Qué es el networking.

17 Comentarios

  1. RT @iRedesBurgos: Amigos y clientes en redes sociales. Artículo de @EmilioMarquez para #iRedes http://t.co/X0cd828p

    Responder

Envía un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *